Anti Arrugas con Aceites Vegetales

¡Fuera arrugas  de forma natural!

En este articulo vamos a ver aceites vegetales que los podemos comprar fácilmente, para las arrugas, para que logremos suavizar, prevenir, o mejorar el estado de la piel para que este más saludable sí es posible.

Su uso se realiza de forma directa o junto con otros ingredientes, en formulaciones que pueden ser caseras, o comerciales, más o menos complejas.

Los aplicaremos tras una limpieza del rostro.

Debemos tener en cuenta que no protegen de los rayos solares, por lo que si nos exponemos de forma prolongada al sol necesitaremos un producto que nos proteja. No olvidemos, en este aspecto, que el sol es uno de los principales enemigos de nuestra piel a la hora de evitar las arrugas. Por eso recomiendo ponerlos por la noche.

A continuación, veremos, aceites vegetales anti arrugas.

Aceite de oliva

El aceite de oliva, y mucho mejor si es virgen, de primera presión en frío, nos va ayudar a prevenir el envejecimiento cutáneo. Sus antioxidantes actúan en este sentido, mientras su poder hidratante equilibra el pH de la piel, si bien podemos sentirla grasa tras su aplicación.

Pero no hay problema, bastará con dejarla actuar durante unos minutos y retirarla después. No es necesario hacerlo enjuagándola sino simplemente pulverizando agua fresca y secándola con un algodón, toalla o papel, dando suaves golpecitos.

 

Aceite de argán

 

El aceite de argán, es como si fuese el  oro cosmético. Procede de la planta conocida con el nombre latino de Argania spinosa, y basta con aplicarla para que hidrate y proteja la piel de cualquier parte del cuerpo.

Lo cierto que es un poco caro, por eso podemos gastarlo para la cara solamente.

El aceite de argan nos ayuda a tratar las arrugas, y también nos ayuda a prevenir las estrías, en Marruecos que es su lugar de origen, desde hace mucho tiempo se cuidaban el rostro con este aceite.

Aceite de coco

El aceite de coco también es efectivo para tratar las arrugas, y también  manchas oscuras. Tiene efecto regenerador, también hidratante intensivo, que lo podemos utilizar tanto en el rostro, en el pelo y resto de cuerpo.

El aceite de coco además de tratar las arrugas, también podemos utilizarlo como desmaquillante, y para tratar problemas dérmicos, como la psoriasis e imperfecciones cutáneas en general, incluyendo las manchas.

Aceite de almendras

 

El aceite de almendras dulces es rico en calcio, sales minerales y vitaminas A, B y E. Nos ayudará a suavizar la piel gracias a la hidratación y uniformización de la misma. Nos ayudará a prevenir y reducir las arrugas alrededor de los ojos, en el cuello y en el resto de la cara.

También tiene propiedades descongestionantes, por lo que nos dará un aspecto más rejuvenecido y podemos usarlo como anti inflamatorio. Ideal para aplicar en pieles secas, con arrugas y, en el cuerpo, también será eficaz para evitar las estrías. Por último, aplicado en el pelo unos minutos antes de lavarlo le aportará suavidad y brillo.

Aceite de rosa de mosqueta

El Aceite de Rosa Mosqueta es un aceite vegetal con grandes propiedades para la medicina convencional y estética. Éste se extrae de las semillas de un arbusto silvestre de la familia de las rosas (Rosa moschata o Rosa Rubiginosa). Aunque es una planta originaria de Europa, también la podemos encontrar en el sur de los Andes, especialmente en Chile y Argentina.

Su composición con numerosos ácidos grasos esenciales vitaminas, retinol A-B y C lo convierten en un objeto imprescindible en nuestra casa.

La Vitamina A que tiene la Rosa Mosqueta hace que mejore los niveles de humedad de nuestra piel y cree una barrea de impermeabilidad que impide una gran pérdida de agua, lo que se traduce en una piel más hidratada. Es especialmente recomendable en personas de 45 años o más, ya que a ciertas edades la piel fabrica menos colágeno y se pierde elasticidad.

El Aceite de Rosa Mosqueta ayuda a equilibrar en gran parte esa pérdida.

El aceite esencial de semillas de rosa mosqueta es ampliamente utilizado para controlar las arrugas cutáneas. Además, gracias a su alto contenido en ácidos grasos esenciales y betacaroteno ayuda a reducir las cicatrices y las manchas cutáneas.

Aceite de uva

El aceite de oliva es un gran desconocido que, sin embargo, puede ser todo un descubrimiento para pieles que busquen protegerse e hidratarse.

Tiene muchos usos y beneficios a la belleza, ya que es un gran antioxidante. Ser rico en antioxidantes también es clave para evitar posibles arrugas.

y es un ingrediente muy utilizado en la composición de muchos de los productos que te ofrece el mercado. Para empezar, tu piel lo absorbe muy fácilmente, por lo que incluso lo puedes utilizar como sustituto de la crema hidratante ya que no deja una sensación grasosa en el cuerpo.

Su doble ventaja es proporcionar una hidratación que aporta la humedad que necesita la piel.

Aceite de onagra

Si buscamos un aceite que aporte elasticidad a la piel del rostro, el aceite de onagra será una estupenda opción. Se trata de un producto natural, rico en un ácido graso esencial omega6 conocido como AGL.

Es idóneo para las pieles secas, normalmente más arrugadas. Las hidrata y rejuvenece aportando elasticidad y firmeza, dulcificando las líneas de expresión.

También  tiene estos usos:

  • Actuar contra el envejecimiento de la piel.
  • Hidratar y proporcionar elasticidad a la piel.
  • Pieles con acné, eczemas, sequedad…
  • Caída del cabello y caspa.
  • Uñas quebradizas

 

Aceite de aguacate

 

El aceite de aguacate es perfecto para prevenir la aparición de arrugas. Altamente lubricante, además tiene un efecto regenerador muy interesante que se suma al trabajo que realiza la vitamina E retrasando la aparición de arrugas.

Aunque es mejor aplicar en pieles secas, sus propiedades antioxidantes hacen que sea conveniente para todo tipo de pieles, como ocurre con otros aceites. Tal y como hemos apuntado anteriormente, si nuestra piel es mixta o grasa, apliquemos a modo de mascarilla y retiremos los restos después.

Beneficios del aceite de aguacate para el cabello:

Mojamos la cabeza y ponemos por todo el cabello, sobre todo por las puntas con la cantidad necesaria según nuestro volumen. Dejamos actuar al menos durante quince minutos. A continuación tenemos que lavarlo con champú natural dentro de lo posible

Aceite de jojoba

 

Gracias a sus propiedades, el aceite de jojoba es un gran hidratante tanto de la piel como del cabello, pero con la ventaja de que no deja sensación grasosa

El aceite de jojoba tiene un gran poder nutritivo que hidrata la piel en profundidad. El resultado será mejor para pieles especialmente secas, ayudando tanto a prevenir posibles arrugas como a suavizar las líneas de expresión. Como la gran mayoría de estos aceites vegetales, su uso en otras zonas del cuerpo y en el cabello resulta igualmente beneficiosa a nivel cosmético y terapéutico.

 

Leave a Reply