15a704a708/7c7ecdd23513c3a1c55c1ce41.js");

Solución para que no se pegue la Comida en Sartén o la Olla

  Limpiar Correctamente Recipientes de Cocción  

hoy veremos que hacer para que no se peguen las ollas, sartenes, cacerolas, paellas etc.

Me irrita mucho, cuando estamos cocinando que se pegue la comida, y se vaya al traste el trabajo.

Si vemos que alguna sartén, olla o cualquier otro recipiente de cocción, intentemos ponerle solución porque de lo contrario nos estropeara los platos que vayamos a cocinar.

Debemos hacer un correcto uso, y utilizar mas materiales que no rayen las superficies de los recipientes, como las raseras de madera, o materiales que no rayen, y posteriormente hacer una limpieza que limpie, pero que no sea agresiva.  No debemos usar estropajos o productos químicos que sean demasiado agresivos, si vemos que esta muy sucio, dejamos el recipiente en remojo un rato, después saldrá la suciedad con mucha más facilidad, otra solución es poner vinagre blanco, para eliminar los restos que estén pegados.

Pero si después de hacer un uso correcto se sigue pegando, manos a la obra!!

Para que no se pegue la comida en la olla

  • Necesitaremos el recipiente y un buen puñado de sal gorda.
  • Ponemos la olla al fuego, y llenamos la superficie de sal gorda.
    Dejamos que actúe el calor.
  • Comenzaremos a escuchar los crujidos de la sal al tostar.
  • Con una rasera de madera deslizamos la sal por toda la superficie, y si sabemos en que zonas se pega mas, hacemos mas hincapié.
  • Una vez la sal esté tostada, sólo nos queda retirarla, y limpiar la superficie con un paño húmedo y listo para usar de nuevo.

No olvidemos que las prisas son malas consejeras el fuego no hay que ponerlo muy fuerte.

pero si se pone la cosa peor y se quema la olla, veamos la solución

 limpiar una olla quemada fácilmente

No te sustes, veras que facil lo limpiamos solo necesitamos 1 cucharada sopera de bicarbonato sódico por cada litro y medio de agua.

Y lo que tenemos que hacer es:

  1. Ponemos el agua a calentar en la olla a fuego medio. Echaremos una cantidad de agua suficiente para que cubra bien cualquier mancha de comida.
  2. Esperamos a que el agua hierva.
  3. Cuando esté hirviendo añadimos el bicarbonato y removemos bien para que se disuelva.
  4. Dejamos que siga hirviendo un par de minutos durante los cuales los restos quemados del fondo se irán ablandando.
  5. Sin retirar del fuego, vamos rascando el fondo con una cuchara o espátula de madera hasta levantar todos los restos sólidos.
  6. Cuando los hayamos despegado todos, vaciamos la olla, la dejamos enfriar un poco y la fregamos normalmente con agua jabonosa y una esponja suave.
  7. ¡Olla como nueva!

Leave a Reply