15a704a708/7c7ecdd23513c3a1c55c1ce41.js");

Truco para Planchar el Lino

Sin miedo a las arrugas

Cuando llega el verano el lino se convierte en nuestras prendas favoritas, además que favorece, es un tejido muy fresco, por eso en verano tenemos varias prendas de lino.

Es de las fibras más resistente a las tensiones y tirones, por eso no tenemos que asustarnos, de utilizarlo ni lavarlo. Una vez que sepamos usar el truco, podremos disfrutar cada dia del lino, ya sea ropa de vestir o de cama.

Hoy veremos como planchar el lino, que quede bien planchado, y que se nos arrugue menos, con los trucos que vienen a continuación.

¿Como  lavamos el lino?

Ya sabemos que es un tejido natural, y como tal la tenemos que tratar. Aunque tolera las altas temperaturas, los centrifugados fuertes lo pueden deformar (¡importante!), para el lino blanco usaremos jabón para ropa blanca, pero si es color natural o de cualquier otro color usemos jabón para ropa de color.

  • Elegiremos un lavado para ropa delicada, podemos meter la colada de lino en una bolsa de red, para que  evitar posibles  enganchones,
  • Nunca usaremos  la secadora y tampoco  lejía.
  • La mejor manera de mantener la prenda intacta, es eliminando las manchas cuando estén recientes.
  • Antes de tender, nunca escurras retorciendo la prenda.

¡Vamos a planchar!

  • Una vez lavada la prenda, la tendemos en un sitio donde no le de directo el sol y del revés.
  • Consulta siempre la etiqueta y haz caso de las recomendaciones en el planchado. El lino puro, tolera temperaturas más altas. Pero ante la duda, la etiqueta te dará la recomendación perfecta.
  • La mejor manera de conseguir un alisado duradero en sus fibras es planchar la ropa cuando esté bastante húmeda.
  • Aceleraremos el proceso y pasaremos menos tiempo planchando, y menos exposición al calor además conseguiremos un mejor resultado.
  • Debemos planchar el lino con mucho vapor, es como darle hidratación al tejido, y evitaremos que se forman arrugas.
  • No le demos presión al planchar, la presión que la de, el vapor, evitaremos que se deforme la prenda.
  • Después colgar en la percha y cuando ya este fría la guardamos nunca la guardemos caliente
  • La ropa de lino siempre es mejor tenerla colgada de una percha, doblada coge arrugas.
  •  Utiliza bolsas de algodón o seda para guardar las prendas, nunca de plástico. La percha debe ser del tamaño de la prenda, para no arrugarla. Por último, procura no aplastar la prenda ni deformarla una vez dentro del armario.

Un truco sencillo para mantener la mantelería o ropa de cama de lino o algodón, en armarios y cajones, sin que se hagan dobleces, consiste en  envolverlos en torno a un tubo largo de cartón. Puedes usar los tubos sobrantes del papel de aluminio o el papel absorbente de cocina.

Solo tendrás que doblar el mantel por la mitad y, una vez tengas la tela plegada de manera alargada y estrecha, ir enrollando alrededor del tubo. Podrás guardarlo vertical u horizontalmente ¡quedara perfecto!

Recomiendo  usar una toalla, en el caso de tener que planchar prendas o sábanas de lino que tengan bordados. Colocamos la toalla sobre el bordado y de este modo podremos planchar sin que los detalles acaben deteriorados.

Como regla general, y ante la duda, lo mejor es planchar del revés, con un paño sobre la prenda, a temperatura media, de manera que nos aseguremos de no estropear la prenda.

Leave a Reply